El pasado 29 de junio, fecha que evoca la vinculación cristiana de Europa, nos hemos reunido en la almazara de Bendollo como grupo independiente de análisis organoléptico para tratar de describir una bebida insólita, al menos para nosotros: la hidromiel.

El entorno, además de ideal, ha sido oportuno, pues son descendientes de este lugar que en su diáspora por Barcelona, representan un modelo de emprendimiento llevado a buen puerto, y que me despierta un sentimiento de envidia sana el que no se haya desarrollado en nuestra Galicia rural, sentimiento atenuado por la vinculación de los productores con nuestra tierra, que trastoca aquel sentimiento en estímulo a seguir el ejemplo como gallegos, como estrategia que contribuya al renacimiento del esplendor rural. Y mayor aun al comprobar que había sido envasado con la marca para una empresa emergente gallega, innovadora en cuanto a que centra su actividad en la explotación del cáñamo industrial, está adquiriendo una notoriedad y reconocimiento que representa una notable ampliación de su área de influencia salen de nuestras tierras.

Pero dejando a un lado lirismo sentimentales, el resultado del paseo de las tres modalidades de hidromiel por la pasarela de los sentidos, no pudo ser más gratificante, amén cuando la idea preconcebida estaba en el entorno de la degustación de la miel que, por su dulzor, ha de consumirse muy dosificadamente.

Se paseó primero la llamada Hidromiel natural: un «vino de miel» transparente, limpio, de un color entre ambarino y oro viejo, brillante y luminoso, con irisaciones doradas. Con una graduación alcohólica de 14º según la etiqueta, confirmada por la gruesas lágrimas de descenso lento, y después de una sensación cosquilleante en la nariz, aparecen aromas florales que recuerdan el azahar o el geranio, y frutales que recuerdan a algunos frutos del bosque como las moras en un marco leñoso que recuerda a la vainilla. Estas sensaciones se confirman cuando desde la boca o desde el estómago emergen aromas que de forma retronasal invaden las terminaciones olfativas. En la boca, redondo esta una impresión dulce en el ápice de la lengua y una impresión ácida en el lateral que justificaría la intensidad aromática, evolucionando en la boca a una sensación agridulce agradable. Se completó el paseo con un «emborrachado» de dulces almendrados e laborados en la comarca en los que potenció los sabores propios.

Subió a la pasarela una hidromiel aromatizada con cáñamo. Con una graduación de 13º, se presenta brillante, limpio y transparente, oro viejo menos ambarino que el anterior, con irisaciones anaranjadas. Olores florales y frutales atenuados por un aroma herbáceo que recuerda al heno recién segado, y secundariamente acaramelados, en un entorno leñoso de vainilla. En boca, la impresión dulce apical se atenúa, destacando el carácter ácido acorde con la intensidad aromática, confirmado en su apreciación retronasal su carácter floral y frutal maduro con toques tostados y acompañado de un cierto cosquilleo generalizado en la boca. Acompañando y emborrachando a la repostería de almendra les comunica un cierto carácter confitado.

En línea con las anteriores, la hidromiel aromatizada con especies, con 13º alcohólicos presenta enmascarados inicialmente los aromas propios de la miel que afloran por vía retronasal, comportándose en la boca de forma similar a la aromatizada con cáñamo, con los matices picantes mas manifiestos comunicados por el jengibre, si bien un poco más ambarina con ligeras irisaciones anaranjadas. Se comunica
Por calidad organoléptica y satisfacción global, salvando las diferencias, merecen una calificación de sobresaliente.

Brindo pues por el fabricante del producto, cuyo nombre comercial supone un homenaje a los orígenes, y brindo por la empresa, que a través de su tienda virtual, desde A Coruña, nos acercó este producto para su descubrimiento en Aceiroga de Bendollo, todos ellos con iniciativas emprendedoras en sectores emergentes que pueden incrementar el valor añadido en nuestros pueblos.


Publicado el

por

en la categoría

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *